UNIDE | Intervención de Jesús Morales

Para compartir:

Intervención de Jesús Morales, portavoz de UNIDE, durante el pleno ordinario del 29 de octubre de 2020

El pasado día 1 de octubre, es decir, hace 29 días el nivel de incidencia de la pandemia en Villa del Río era de 309 contagiados por 100.000 habitantes. Hoy día 29 de octubre es de 1.365 casos por 100.000 habitantes. En 29 días se ha cuadriplicado. Los niveles de alerta que aprobó el gobierno junto con las comunidades autónomas iban desde un riesgo bajo (por debajo de 25) hasta un riesgo muy alto. Si aplicamos esos niveles de riesgo en nuestro pueblo se tendría que crear una categoría especialmente para nosotros porque QUINTUPLICAMOS EL NIVEL MUY ALTO. Si a todo eso unimos que el nivel de ocupación de camas hospitalarias en la provincia de Córdoba por enfermos de Covid es de un 15% en planta y un 20% en UCIs, la situación es realmente grave. Algunos villarrenses han estado, están y, por desgracia, estarán hospitalizados con mayor o menor gravedad.

Esperemos que llegado el momento todos puedan disponer de camas libres para esas hospitalizaciones. Desde el comienzo de la pandemia Villa del Río ha tenido unos niveles bajos por el confinamiento que sufrimos durante la primavera. Pero cuando llegó el fin del estado de alarma se nos dijo que habíamos salido más fuertes y que nos fuésemos a la calle. Y eso es lo que la gente ha hecho.

En la “nueva normalidad” se establecieron unas pautas de comportamiento que había que respetar: distancia social, uso de la mascarilla, lavado de manos, etc. Esas normas de comportamiento han sido respetadas por la inmensa mayoría de las personas pero, como no somos perfectos, hay personas que en unos casos involuntariamente y en otros voluntariamente han incumplido esas normas de comportamiento. Y ahí es donde entra el papel del ayuntamiento para hacer cumplir las normas desde el principio.Y ahí es donde ustedes han fallado. 

1º. No se ha hecho una verdadera política de comunicación que hiciera ver a los vecinos la gravedad de la enfermedad y educara en los comportamientos que había que tener para seguir compatibilizando la economía con salvaguardar la salud. Aquí todo ha sido tapar los datos, escudarse en la protección de datos para no dar cifras. 

2º. No se ha controlado el distanciamiento social ni el buen uso de las mascarillas. Todos hemos podido ver comportamientos de riesgo en calles o terrazas y no se ha hecho nada. Se tendría que haber insistido en que con un buen comportamiento entre las personas se podría mantener la actividad económica casi con normalidad. Ahora es tarde y se van a provocar daños económicos y perjuicios a los mismos sectores de siempre. 

3º. No se ha apoyado a esos sectores económicos y sociales que tan mal lo han pasado durante el confinamiento y después. Aquí se aprobó una ayuda de 200 euros, sobró dinero y les faltó el tiempo para utilizar ese sobrante en otras cosas aunque habíais dicho que se haría otra convocatoria. Los comercios están afrontando esta pandemia con muchos menos ingresos y bastantes más gastos provocados por la propia enfermedad (mascarillas, geles desinfectantes, purificadores de aire, etc.) Una vez preguntamos cuántas sanciones se habían puesto durante el confinamiento y en vez de responder se nos dijo que “el ayuntamiento no pone sanciones sino que hace propuestas de sanción”. Bueno, pues ¿cuántas propuestas de sanción se han puesto desde el 14 de marzo hasta hoy? 

Efectivamente la pandemia avanza en todo los países, en todas las autonomías y en casi todos los pueblos pero no lo hace igual en todos sitios. Allí donde se aplica una mayor responsabilidad ciudadana y de las instituciones, la pandemia avanza más lentamente. Esta situación de dejadez está provocando que, como casi siempre, paguen justos por pecadores. Conocemos personas que han tenido todo el cuidado para no contagiarse y que por desgracia han pasado la enfermedad de forma grave. No es justo que por unos pocos tenga que sufrir la mayoría. Y digo la mayoría pues cuando ahora se tengan que tomar medidas más duras las sufriremos todos cuando todo viene provocado por unos pocos. Pero es que por su dejadez esos pocos han campado a sus anchas. 

Hace mes y medio en la comisión informativa les dijimos donde se estaba incumpliendo la normativa y su respuesta es que estaban haciendo todo lo posible. Al poco tiempo anuncian medidas antes de un puente provocando que ante la idea, equivocada, de un confinamiento todo el mundo se tirara a la calle. Para después anunciar medidas en muchos casos de poca eficacia o que ya estaban puestas en marcha por otras administraciones. Pero como aquí dan igual las medidas que se pongan sino que lo que falla es hacerlas cumplir, desde el día 12 de octubre (un día antes de anunciar las medidas del ayuntamiento) hasta hoy, se ha pasado de un índice de 506 a 1365 casos por cien mil habitantes. Es decir, se ha multiplicado por 2,6 en quince días. Una de dos, o las medidas no eran las acertadas o, reiteramos, no se han hecho cumplir. Aquí parece que no se puede hablar de los datos. En la mayoría de pueblos se da una información casi diaria de la situación de la pandemia. Aquí las comparecencias se hacen con cuentagotas y cuando se hacen son largas y poco claras. Parece que están esperando que haya pleno para salir a hablar como hoy ha pasado. La mayoría de la gente está cumpliendo con las normas pero se sienten desamparados por su ayuntamiento. 

Señor alcalde ponga en primer lugar de todo su trabajo la lucha contra la pandemia y aplique sus funciones de alcalde y responsable de seguridad. Si no lo hace nos tendrá enfrente. Pero si lo hace nos tendrá con usted.

Cuando un gobierno no es capaz de hacer cumplir la ley provoca mucho daño. Ese “queda bien” se les vuelve en contra. No han actuado durante el verano, ni tampoco ahora. Por no ir contra unos pocos lo estamos pagando la mayoría. No se está controlando aforos, reuniones, fiestas, botellones, etc. Y ahí es donde se están multiplicando los casos. La mala fama se la están llevando los bares cuando ellos no son ese gran foco de contagio. Pero todas las medidas siempre empiezan cerrando bares. Es verdad que han colaborado con la administración educativa en la desinfección de los colegios algo que sí funciona y es de agradecer. Pero los colegios no son, como se pensaba, los grandes focos de infección. Los niños están dando una gran lección a los adultos por su buen comportamiento. 

Ahora en Villa del Río hay transmisión comunitaria. No se trata de un brote que se pueda controlar. Cuando se llega a los niveles que ahora tenemos, cualquier persona puede contagiarse y nunca saber de dónde le ha venido. 

El pasado martes sacaron un comunicado diciendo que le habían pedido a la Junta que aplicara nuevas medidas. Y nosotros nos preguntamos ¿para qué? Ahora van a empezar a decir que la culpa es de la Junta de Andalucía pero da igual que la Junta apruebe nuevas medidas si el ayuntamiento no ha sido capaz de hacer cumplir las que ya están en vigor Igual que se le pide responsabilidad a los ciudadanos para que cumplan, también los ciudadanos piden responsabilidad a los gobernantes para que gobiernen porque gobernar no siempre es agradable y también incluye tener que enfrentarse con los problemas. Y si ustedes no son capaces de enfrentarse a esos problemas ya saben lo que tienen que hacer. 

Termino reiterando nuestra petición de información del número de propuestas de sanción que se han puesto desde el 14 de marzo hasta hoy. Pero también queremos decir que esta crítica que hoy estamos haciendo aquí no quita que volvamos a tender la mano para trabajar todos juntos para luchar contra la pandemia. Pero ese apoyo se tiene que basar en la claridad, la transparencia, la lealtad y, sobre todo, el sentido común para conseguir rebajar como sea ese índice de contagios. La situación es gravísima y ya toca hablarle de frente a los ciudadanos y decirles alto y claro que esta enfermedad es muy grave que no es un juego. Que actuando todos con responsabilidad se podría salvaguardar la salud y también la economía. Lo primero es la salud pero también la gente tiene que comer todos los días para tener salud. Ambos conceptos no tienen por qué estar enfrentados. Pero si se sigue como hasta ahora las consecuencias para la salud y para la economía serán terribles. 

Señor alcalde ponga en primer lugar de todo su trabajo la lucha contra la pandemia y aplique sus funciones de alcalde y responsable de seguridad. Si no lo hace nos tendrá enfrente. Pero si lo hace nos tendrá con usted.

Fuente: Nota de Prensa Grupo Municipal UNIDE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
1
¡Escríbenos para darte de alta en nuestra lista de difusión!