VILLA DEL RÍO C.F.  5  C.D. MONTALBEÑO 3  

Para compartir:

Crónica 18ª jornada Primera División Andaluza de Córdoba. Temporada 2021/2022.

Partido loco con alternativas que se decidió en la segunda mitad.

David Carmona se despide a lo grande con un hat-trick.

Villa del Río- Juanlu, Darío, Manuel, Rafa Llamas, Tena, Cris, Medina, Hugo, Juampe, David Carmona y Dani Frías. También jugaron: Luís Elena y Paco.

Montalbeño- Molero, Luís Cabello, Javi Albornoz, Rafa Castillo, Morientes, Chema, Tete, José Sánchez, José Jiménez, Blanco y Jesús. También jugaron: Sillero, Juan Pérez, Edu y Cristóbal.

Árbitro- Aitor Hervás Fernández. Estuvo auxiliado en las bandas por Fernández Castillo y Pérez Costanillas. Amonestó a los locales Darío, Tena, Cris, Hugo, Juampe, David Carmona y Dani Frías y a los visitantes Chema, José Sánchez, Blanco, Tete y Juan Pérez. Expulsó con tarjeta roja directa (min. 76) al delegado visitante Antonio Jiménez.

Goles-  0-1 (min. 3) José Jiménez  1-1 (min. 18) Medina  2-1 (min. 23) Juampe  2-2 (min. 37) Blanco de penalti  2-3 (min. 39) Tete  3-3 (min. 47) David Carmona  4-3 (min. 64) David Carmona  5-3 (min. 75) David Carmona..

Incidencias- Unos doscientos cincuenta espectadores se dieron cita en el Polideportivo Municipal de Villa del Río, entre ellos un nutrido grupo de seguidores montalbeños. David Carmona recibió una merecida distinción y es que en este partido, fue eventualmente el capitán villarrense, tras cederle el brazalete Cris, en una decisión consensuada por toda la plantilla.

Comentario- Francisco J. García.

Una locura de partido. El Villa del Río C.F. volvió a la senda del triunfo tras imponerse con mucho sufrimiento y remontada incluida, a un C.D. Montalbeño que pese a su tropiezo, causó una grata impresión.

Y es que apenas se llevaban algunos minutos de juego cuando los visitantes ya habían tomado ventaja en el marcador. Fruto de su fulgurante y sorprendente inicio, en el que monopolizaron la posesión del balón y el dominio del juego, un balón en la frontal del área es chutado por José Jiménez, y el esférico tras tocar ligeramente en la pierna de Tena, acaba en la portería de Juanlu.

Visto lo visto muy cuesta arriba se le ponía el partido a los villarrenses que se mostraban impotentes ante el vertiginoso comienzo de su rival, que disipaba cualquier duda sobre el posible rendimiento del equipo tras dos semanas de parón, tras aplazarse sus dos últimos partidos por el Covid.

Pero los locales poco a poco comienzan a entrar en juego y el balón aparece por las piernas de Juampe, lo que es sinónimo de peligro. Empiezan a merodear el área visitante y con apenas cinco minutos de diferencia, le dan la vuelta al marcador. Primero fue Medina al aprovechar un balón suelto por el área visitante y posteriormente Juampe con un trallazo lejano, inalcanzable para Molero, quienes otorgaron la momentánea ventaja  a su equipo.

El partido continúa con un Montalbeño tratando de resarcirse del duro golpe encajado. Pero la atención del juego se desvía en dirección al trío arbitral. Aitor Hervás Fernández, sustituto a última hora del indispuesto Sánchez Avellano, no tuvo su día. No sabemos si la larga lesión sufrida que le había impedido arbitrar durante esta temporada, de hecho era su primer partido oficial, le pasó factura. Estuvo riguroso al máximo con las amonestaciones. Tres jugadas polémicas y sus respectivas decisiones, encendieron los ánimos del público. Primero con una acción en la que desautoriza a su asistente Pérez Costanillas, pese a que éste con el banderín levantado le señalaba la posición antirreglamentaria por fuera de juego de un jugador. Posteriormente indica el punto de penalti a instancias de su asistente más lejano, cuando ni él, ni su otro ayudante situados más cerca y presuntamente con mejor visión de la jugada, no observaron infracción en una posible mano de Darío y decidieron que el juego continuara.

El lanzamiento de Blanco desde los once metros devuelve las tablas al marcador. Y unos minutos más tarde no apreció incorrección alguna cuando un remate de Dani Frías parece golpear en el brazo de Luís Cabello que estaba situado bajo palos. El juego siguió en mitad de la lógica indignación de los jugadores y público locales.

Entre medias y en plena resaca sufrida por los rojillos, tras encajar el gol del empate. Una rápida combinación por banda derecha de varios jugadores foráneos, acaba con una asistencia, el eficaz pase atrás desde la línea de fondo, que permite a Tete, soltar un latigazo imposible para Juanlu.

Con el partido muy calentito, tanto dentro como fuera del terreno de juego, los equipos se fueron a vestuarios no sin antes reunir el colegiado a ambos capitanes en el mismo terreno de juego y mantener una charla que se extendió en el tiempo, suponemos que para pedirles mayor moderación y cordura.

Así que el receso fue amplio y mucho se tuvo que dialogar en el vestuario local ya que en el segundo acto, los villarrenses salen más activos, con una marcha más y realizando un enorme derroche físico. Encima se encuentran con una jugada que puso ser la clave del partido. Una internada de Dani Frías acaba con una asistencia para que David Carmona en boca de gol lleve de nuevo las tablas al marcador. Minuto dos de la reanudación y nuevo giro a un partido, que enloquece por momentos, con dos equipos buscando con ahínco la victoria. El balón no tiene un dueño nato y con la entrada de Sillero en el mediocentro, los de Montalbán ganan mucho en construcción de juego. Pero los locales están mucho más solventes en defensa y a la contra con la velocidad de Dani Frías y el despliegue de Medina y Darío por banda derecha, hacen daño a un rival que tenía en su parcela defensiva su verdadero quebradero de cabeza.

David Carmona en el minuto sesenta y cuatro tira de oficio y tras encontrarse con un balón en el segundo palo, que el central visitante se come literalmente, tuvo toda la sangre fría para controlar el esférico y situarlo lejos del alcance de Molero.

Lo más difícil parecía estar hecho, pero tocaba sufrir y fajarse defensivamente ante el acoso de un Montalbeño con mucho aire fresco tras la entrada al campo de varios jugadores desde su banquillo.

Pero la moral de los locales estaba por las nubes tras volver a remontar por segunda vez. El éxtasis colectivo llegaría en el minuto setenta y cinco con el tercer gol de David Carmona. Fue tras un desplazamiento aéreo de Chema a Hugo en el borde del área. La clara falta la ejecuta magistralmente el goleador villarrense para cerrar el marcador.

El Montalbeño acusa el golpe y más tras la grave lesión de su jugador Luís Cabello que obligó a parar el partido durante más de diez minutos para que una ambulancia entrara hasta el mismo terreno de juego para evacuar al citado jugador a un centro sanitario.

Entre el marcador adverso, el parón, el enfriamiento y el mazazo psicológico que debe suponer ver a un compañero roto de dolor con una posible afección de ligamentos de su rodilla, los visitantes intentaron buscar en la reanudación del partido, ese gol que les devolviera la esperanza, pero no había frescura física ni mental y sus intentonas apenas generaron peligro.

Y tras un segundo periodo que superó en bruto, la hora de reloj, Hervás Fernández decretó el final del choque. Hubo tiempo posterior para que todo el público en pie, despidiera con aplausos a un David Carmona que acabó manteado por sus compañeros. Y es que el veterano jugador, deja momentáneamente el equipo por motivos laborales, que le obligan a estar en Madrid los próximos meses. Su carisma en el vestuario y sus goles en el campo, se van a echar en falta.

La próxima semana el Villa del Río C.F. tiene otro compromiso  muy difícil ya que debe viajar hasta Villanueva de Córdoba, para jugar en el Estadio Bartolomé Carmona “Carmonilla” ante el cuadro local. Mientras que el C.D. Montalbeño recibirá en el Nuevo Calvario, la visita de la Peña de Los Leones del Ath. de Bilbao de Pozoblanco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¡Escríbenos para darte de alta en nuestra lista de difusión!