LUCECOR C.D. 3   VILLA DEL RÍO C.F.  1 

Para compartir:

Crónica 21ª jornada Primera División Andaluza de Córdoba. Temporada 2021/2022.

El C.D. Lucecor anota tres goles y remonta el tempranero gol de Juanpe.

Apagón del Villa del Río C.F. en el Estadio Ciudad de Lucena.

Lucecor- Rafa Pavón, Pitito, Iván, Pablo, Colombi, Cañete. Ayala,  Cristian Osuna, Chechu, Migue Calvillo y Fran Ramírez. También jugaron: Juanvi, Pablo y Jorge.

Villa del Río- Juanlu, Darío, Soto, Tena, Rafa Llamas, Cris, Manuel, Paco, Luís Elena, Juanpe y Dani Frías. También jugaron: Medina, Madueño, Mario, Pablo y Joselete.

Árbitro- Juan Romero Campos. Estuvo auxiliado en las bandas por Guillén Vallejo y Fuentes Luque. Amonestó a los locales Cañete, Colombi y David Gallardo (banquillo) y a los visitantes Medina y Luís Elena.

Goles-  0-1 (min. 6) Juanpe de penalti  1-1 (min. 12) Colombi  2-1 (min. 16) Fran Ramírez  3-1 (min. 87) Pablo.

Incidencias- Unos doscientos cincuenta espectadores se dieron cita en los graderíos del Estadio Ciudad de Lucena.

Comentario- Francisco J. García-

Derrota justa y merecida. El Villa del Río C.F. no pudo traerse punto alguno de tierras aracelitanas tras caer derrotado ante el C.D. Lucecor, en un partido en el que comenzó ganando, pero que terminó cediendo, ante el mayor ímpetu y efectividad de su rival.

Y es que no tuvo su tarde el equipo que entrena Miguel Ángel Morales, que posiblemente realizara el peor partido desde la llegada del técnico cordobés al banquillo villarrense. Fue un Villa del Río de dos caras, una positiva coincidiendo con el arranque del partido, donde vimos un  equipo intenso, dominador y muy vertical, que buscaba el balón e intentaba aproximarse al área contraria con un juego combinativo y eléctrico. Fruto de ello, fueron las claras ocasiones de gol de las que dispusieron en esa fase del partido. Juanpe desde el punto de penalti ya había adelantado a los suyos tras una pena máxima por una clara manos de Pitito, que fue donde impactó el esférico cabeceado por Dani Frías. Posteriormente Paco (min. 10) estrellaría un balón en el larguero que botó muy cerca de la línea. Hubo quien pidió gol, pero ni desde el graderío, ni desde el campo, sobre todo porque el asistente estaba pesimamente colocado, a la altura de la línea del área grande, en la citada polémica. Así que Romero Campos dejó seguir el juego. Y para cerrar y finiquitar el esperanzador inicio de los rojillos, Manuel (min. 12) completamente desmarcado en el área rival, cruzaba excesivamente su remate, desperdiciando una clarísima ocasión para hacer el segundo de su equipo.

Y lo que es el fútbol, a renglón seguido, el Lucecor monta una contra, con el Villa del Río desubicado tácticamente y la internada de Cañete por banda derecha, es culminada por un centro, en el que Colombi a la segunda y tras darse la media vuelta, marcaba junto a la base del poste.

El Villa del Río C.F. trata de digerir el gol encajado en el primer remate a puerta del cuadro local, cuando otra contra, del mismo jugador (Cañete) y por su misma banda (la derecha), es finiquitada por una asistencia perfecta para que Fran Ramírez, en el palo opuesto culmine la remontada.

Superado el cuarto de hora, el Lucecor C.D. le daba la vuelta al resultado y el Villa del Río C.F. sufría un apagón tan completo como inesperado.

Y es que a partir de ahí, el cuadro local impuso su ley en el enorme y majestuoso estadio lucentino. Un Lucecor serio, ordenado y disciplinado, al que no le importaba cederle el balón a su oponente. Pero en el Villa del Río C.F. faltaban demasiadas cosas para poner en relativos aprietos a los locales. Faltaban ideas, chispa, velocidad, desborde y precisión. Tan solo, jugadas puntuales a nivel individual daban una cierta esperanza, como en ese latigazo de Juanpe (min. 29) donde el balón es detenido en la misma escuadra por un acertado Rafa Pavón.

A la contra y apoyados en la velocidad de sus hombres de banda, los de Lucena hacían daño y creaban ocasiones de gol. Juanlu (min. 31) y Rafa Llamas bajo palos (min. 44) evitaron que los remates de Cristian Osuna se fueran para adentro.

Tras el obligado receso, la decoración apenas cambia. El Villa del Río tiene el balón e intenta sorprender sin suerte a un Lucecor que se mantiene firme, seguro y cómodo agazapado en su parcela. El dominio rojillo es estéril y absolutamente previsible. Una falta lateral botada por Cris, es rematada fuera por Madueño que se anticipó en el primer palo.

Los minutos pasan y el Villa del Río no ceja en su empeño, pero existen muchas limitaciones. No hay rapidez en la circulación de balón, ni velocidad en los desmarques, ni acierto en los controles, ni se intenta la jugada personal. El equipo carece de frescura física y mental.

Miguel Ángel Morales continua moviendo su equipo con cambios de protagonistas y posiciones, pero nada sale. Visto lo visto, apuesta por darle una oportunidad a los chavales y Mario, Pablo y Joselete comparecen sobre la alfombra lucentina, para ver si ellos pueden aportar algo diferente.

Una jugada muy clarividente de la falta de ideas y acierto de los villarrenses, ocurrió en el minuto setenta, cuando hasta tres jugadores controlaron y se pasaron la pelota en el área, sin que ninguno de ellos fuera capaz de armar la pierna y ejecutar un posible disparo.

En el último cuarto de hora, el descontento del técnico visitante fue tan clarificador que hubo un momento en el que varios de los indiscutibles en sus alineaciones como Medina, Dani Frías, Darío y Rafa Llamas estaban en el banquillo.

Con el partido agonizando, el juego era de ida y vuelta. El Villa del Río insiste con más corazón que cabeza, en la búsqueda de esa jugada afortunada que le pudiera dar un postrero y milagroso empate. Pero a la contra el Lucecor C.D. empieza a encontrar verdaderas autopistas en el enorme terreno de juego. Con el cronómetro indicando el minuto ochenta y siete, una escapada de Migue Calvillo le hace plantarse en solitario ante Juanlu y asistir a Pablo para que éste marque a placer el gol de la sentencia local.

Siete minutos de alargue no cambiaron la decoración ni el marcador. Los villarrenses, en un gesto que les honra, siguieron intentándolo hasta el final, pero quien estuvo más cerca de marcar fueron los locales, que a la contra siguieron creando peligro.

En resumen justo triunfo del C.D. Lucecor ante un Villa del Río C.F. que no tuvo su día y que sufrió un apagón absoluto, en el momento que su rival le remontó su ventaja en el marcador.

La próxima semana el Lucecor C.D. deberá desplazarse hasta Pozoblanco, para enfrentarse a la Peña de Los Leones del Ath. de Bilbao de Pozoblanco, en el Complejo deportivo Eleuterio Olmo Bermejo de aquella localidad.

Por su parte, el Villa del Río C.F. recibirá en el Polideportivo Municipal (Domingo 17 horas), al Atco. Palma del Río, actual segundo clasificado y equipo que entrena el que fuera hace dos temporadas técnico villarrense, Eduardo Fernández Álvarez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
1
¡Escríbenos para darte de alta en nuestra lista de difusión!