VILLA DEL RÍO C.F. 2 LA RAMBLA C.F. 1

Crónica partido 3ª jornada fase descenso de Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Temporada 2020/2021.

Dos minutos antes, Sergio Hinojosa salvó un mano a mano con Bartolomé.

Un gol de Zamorita en el descuento, resucita al Villa del Río C.F.

VILLA DEL RÍO C.F.  2   LA RAMBLA C.F.  1   

Villa del Río- Mathius, Sanroque, Soto, Madueño, Salinas, Hugo, Alfonso, Fran Soriano, Durán, Enrique y Juampe. También jugaron: Luís, Fran Kiki, Sergio Hinojosa, Lucas, Agustín y Zamorita.

La Rambla- Luque, Charly, Chema, Brañas, Emilio, Sergio Roldán, Ramón, Reina, Paco Pino, Pedro y Gonzalo. También jugaron: Poncho, Bartolomé, Salido, Juanca y Campos.

Árbitro- Álvaro Gallardo Pérez. Estuvo auxiliado en las bandas por Hernández Sánchez y Gutiérrez Giménez. Amonestó a los locales Hugo, Luís y Zamorita y a los visitantes Pedro y Juanca. Expulsó con tarjeta roja directa en el minuto 86 al local Madueño y al visitante Campos.

Goles-  0-1 (min. 61) Gonzalo  1-1 (min. 66) Madueño  2-1 (min. 95) Zamorita. 

Incidencias- El partido se disputó en el Polideportivo Municipal de Villa del Río, ante unos ciento cincuenta espectadores, que cumplieron el protocolo COVID-19, en una tarde soleada y muy calurosa. La cita fue televisada en directo por Beconet TV, tanto en su propio canal televisivo, como por su página de Facebook.

Comentario- Francisco J. García-

En esta fase decisiva de la competición y en el grupo de la permanencia, los puntos en litigio comienzan a tener su peso en oro. La presión por sumar, o mejor dicho por no caer derrotados, tiene una enorme influencia en el desarrollo del partido. La vistosidad y el juego bonito quedarán para una mejor ocasión, ahora los equipos tratan de no cometer errores y de no conceder beneficio alguno a su rival. Esa es la realidad y se supone que con el avance de las jornadas, se agudizaran dichos términos.

Por lo tanto, la emoción y la incertidumbre volvieron a definir un partido, nada vistoso para el espectador. Un choque extraño, porque los comienzos fueron de un incesante dominio local, que en los primeros veinte minutos habían dispuesto de cuatro remates francos sobre la portería de Luque, pero entre la falta de puntería en los rematadores  de casa y el buen hacer del portero alfarero, no tuvieron trascendencia alguna en el marcador.

Pero los minutos transcurren y el juego no se iguala, sino que el equipo que entrena Fernando Garrido comienza a acaparar posesión de balón y a jugarlo con criterio. Su primera aproximación a la portería de Mathius sería a balón parado. Reina saca una falta y el remate de cabeza de Brañas, se pasea por el corazón del área sin que aparezca ningún rematador.

De inmediato responderían los locales con un balón centrado de Juampe, que rematado por la cabeza de Enrique, obligó a Luque a desviarlo a córner.

Se llegaba a vestuarios con el resultado inicial y con la sensación de que ambos conjuntos estaban más por la labor de no encajar goles que de intentar anotarlos.

Pero en el segundo periodo La Rambla da un paso adelante. La entrada al terreno de juego de jugadores como Poncho, Bartolomé y Álvaro Salido le da un mayor protagonismo ofensivo.

Una jugada combinativa de los locales acaba con un centro de Soto, rematado a la primera por Luis de Haro con el interior de su pié y el balón se fue fuera. La respuesta de los blanquiverdes sería un zurdazo de Chema (min. 60) que obliga a su ex compañero Sergio Hinojosa a intervenir con acierto en el primer palo.

Fue el preludio del primer gol del partido. Los rambleños que poco a poco estaban tomando protagonismo en las inmediaciones del área local, se adelantan en el marcador con un gol de Gonzalo, que en plena área, lanzó un misil, imposible para el meta rojillo, tras la asistencia de un compañero desde la línea de fondo. La jugada volvió a poner en evidencia la falta de contundencia de defensiva en el equipo de José Antonio Saucedo. Nadie tapó el centro y mucho menos el remate del delantero rival.

Con el marcador en contra el panorama de oscurecía para un Villa del Río que pudo empatar muy pronto. Posiblemente esa fue la clave del partido, que en apenas cinco minutos, los locales supieron anular la ventaja de su rival. Fue en una jugada a balón parado. Juampe sacó una falta y Madueño se anticipó a la tardía salida de Luque, para alojar el balón en la red.

A partir de ahí vuelve a imponerse “el miedo a perder”. Logicamente se sigue buscando la portería contraria, pero siempre manteniendo un cierto orden táctico.

Los locales buscan con ahinco a Juampe y Alfonso como principales estiletes para tratar de romper la zaga rambleña, mientras que éstos, buscan a Bartolomé y Paco Pino para crear peligro.

Dos remates de Agustín (minutos 72 y 78) ponen el uy en las gradas, con el balón rozando los palos de la portería visitante.

El partido se calienta con varias faltas consecutivas de Campos que el colegiado no sanciona con amonestación. El pique entre el propio Campos y Madueño, acaba en una trifulca en la que Gallardo Pérez, acaba expulsando a los dos jugadores. Esos dos minutos de parón, hasta que las aguas volvieron a su cauce, revolucionaron el partido. Porque a partir de ahí, se pierde todo orden táctico y el partido se convierte en una ida y vuelta, en la que los dos equipos tuvieron opciones de haber hecho el gol del triunfo.

Fueron cinco minutos de auténtica locura con cuatro clarísimas ocasiones de gol, dos por bando. Así en el minuto 92, una escapada de Ramón acaba en un mano a mano, en el que el meta local sale victorioso. Un minuto después y tras un saque de esquina de Juampe, Hugo, en el área y absolutamente desmarcado, remata de cabeza fuera.

En el 94 sería Paco Pino, quien no acertaría en la definición al rematar en solitario y en el segundo palo, un centro de Chema desde su banda. Y quien sí supo materializar su oportunidad sería Zamorita, que en el quinto minuto del tiempo añadido por el colegiado, supo cazar en el punto de penalti un balón servido por Alfonso desde la línea de fondo, en jugada iniciada por Juampe.

La locura se apoderó de los jugadores locales, conscientes de la importancia de gol y del triunfo. Una victoria muy necesitada, tras la debacle del pasado jueves en Almodóvar del Río y que le permite seguir marcando distancias sobre los puestos de descenso.

El próximo fin de semana, el Villa del Río C.F. afrontará la cuarta jornada liguera de esta fase por la permanencia y deberá visitar Puente Genil para jugar en el Estadio Manuel Polinario, frente al Salerm Cosmetics Puente Genil B.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¡Escríbenos para darte de alta en nuestra lista de difusión!