Lecturas para el fin de semana | ISABEL AGÜERA

ISABEL AGÜERA

EL DÍA DE UN SUEÑO

A mi hija Isabel María

Esto era una vez una niña que tuvo un sueño: Vio correr por el firmamento  brillantes estrellas. Se ilusionó de tal forma que se dijo: no despertaré hasta llegar a alcanzarlas. Y corrió tras ella largos días, largos años, difíciles momentos, costosos esfuerzos, férrea voluntad, pero, al fin, pudo acariciar entre sus manos algunas de ellas a  lo largo de su corta vida: premios, felicitaciones, baile,  pintura, arte, mucho arte en todo, mucha creatividad, pero sí hoy ha sido el gran día de alguno de aquellos tus muchos sueños. De vez en cuando, en esa maratón de proyectos, me enviabas una poesía que me dejaba sin palabras. Escribe –le decía yo-; son muy buenas tus poesías. Y siempre me contestaba: mamá, ¡si tengo un montón!, pero  me gusta tanto el flamenco…

Hace unos días me llevé la gran sorpresa de mi vida: el tercer libro editado de poesías que iba escribiendo al hilo de una serie increíble de proyectos: “Córdoba, Poesía en tus manos”. Ediciones Algorfa a la que felicito por tan gran acierto.

¡Qué felicidad y qué emoción el verte bailar en un gran escenario! ¡Cuántos momentos de felicidad con tus creaciones insuperables y constantes! Pero hoy me siento como si fuera el Día de un Sueño, cuando acaricio entre mis manos tu preciosa obra  poética. Sí los sueños son posibles y aquel universo de estrellas que te fascinó un día va dejando una estela con una antorcha que a modo de pancarta nos dice: los sueños son necesarios y son posibles. Tener un sueño, perseguirlo, contra vientos y mareas, es el único camino, y es algo que quisiera que como eco corriera por el universo y llegara a oídos de tantos jóvenes que no saben, que no entienden, que no encuentran…

Triunfar en la vida es tener el coraje de trabajar, sin regateos ni pausas, por  ese hado que se nos cruzó en el camino una mágica noche, pero  nos caló tan hondo que, como meta lejana pero alcanzable, vivió, creció con nosotros hasta convertirse en aplauso y que si bien no nos llevará a fama alguna, sí a la plena satisfacción de tener entre las manos, como tenías y acariciabas tú  aquella lejana noche  un universo  de estrellas estrella con la que soñaste un día y te dejó prendida para siempre.

Triunfar en la vida es tener el coraje de trabajar, sin regateos ni pausas, por  ese hado que se nos cruzó en el camino una mágica noche, pero  nos caló tan hondo que, como meta lejana pero alcanzable, vivió, creció con nosotros hasta convertirse en aplauso y que si bien no nos llevará a fama alguna, sí a la plena satisfacción de tener entre las manos, como tenías y acariciabas tú  aquella lejana noche  un universo de estrellas, estrella con la que soñaste un día y te dejó prendida para siempre.

OCHENTA JAZMINES  

Poesía dedicada a mi madre 

Para mi madre con todo mi cariño

Dulce hora de un invierno

de álgido rostro frío,

estrella fulgente y veloz

destello radiante y perdido.

Es tu canto nuestro himno

es tu amor nuestro anhelo

son tus manos el cariño

que acompaña nuestro vuelo.

Son sesenta los jazmines

desprendidos por la brisa

y son sesenta los suspiros

que la noche amarga eclipsa,

sesenta los caminos

que la vida te regala

porque el tiempo es el futuro

y el pasado, cruel bengala.

Blanca fue tu aurora

y blanca es tu senda,

blanco fue tu amor

y blanca fue la huella

del hombre  que un día dejó, brillante,

su blanca y radiante estela.

Prende de tu eterna pureza

las tiernas ramas que nacen

y cubre de nobles besos

la incipiente y pueril  alcurnia

que entre nosotros se esparce.

Generosa vida,

fecunda existencia,

sueño altruista,

peculiar apariencia,

cariño infinito,

madura inocencia,

corazón  inundado,

de tierna vivencia,

nostalgia constante,

con pasado y sentencia,

arte aplastante,

ejemplar docencia,

pensamiento curtido

divertida presencia

eterno coraje,

y pura, latente, viva y esencial…TU  ESENCIA

(Cuando dice, al principio, dulce hora de invierno, se refiere a mi nacimiento que fue en este mes de enero)

Fuente: villadelriodigital.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *