Villa del Río C.F. vs Almodóvar del Río C.D.

Para compartir:

Crónica 10ª jornada Primera División Andaluza. Grupo Córdoba. Grupo1.Temporada 2021/2022.

Primera derrota liguera del Almodóvar del Río en el presente campeonato.

El Villa del Río tira de épica y remonta dos goles del líder.

VILLA DEL RÍO C.F. 5 ALMODÓVAR DEL RÍO C.D. 2

Villa del Río- Juanlu, Darío, Soto, Cris, Valera, Fran Soriano, Dani Frías, Mario, Medina, Carmona y Juampe. También jugaron: Durán, Mario Rodríguez y Castellano.
Almodóvar del Río- Mathius, Castro, Dani Copete, Riki, José Mari, Carlos Callejas, Aguilera, Santi, Miguel Ángel, Alfonso Gutiérrez y Jonathan. También jugaron: Rafa, Lifona y Salado.

Árbitro- Felipe Torrecillas Barambio. Estuvo auxiliado en las bandas por Guerrero Velasco y Huertas Cabrera. Amonestó a los locales Valera, Mario, Dani Frías y Darío y a los visitantes Aguilera, Dani Copete, Rafa y Miguel Ángel. Expulsó por acumulación de tarjetas amarillas al visitante Jonathan (min. 18) y con tarjeta roja directa, al también visitante Riki (min. 70).
Goles- 0-1 (min. 10) Miguel Ángel 0-2 (min. 14) Alfonso Gutiérrez 1-2 (min. 17) Carmona 2-2 (min. 42) Dani Frías 3-2 (min. 58) Durán 4-2 (min. 70) Dani Frías 5-2 (min. 85) Darío.

Incidencias- Unos 300 espectadores se dieron cita en los graderíos del Polideportivo Municipal, entre ellos un reducido grupo de aficionados carbulenses. Como en temporadas precedentes y como medida previsora, varios miembros de la Guardia Civil estuvieron presentes en el partido.

Comentario- Francisco J. García

La grandeza de este deporte llamado fútbol se revaloriza en partidos como éste. El líder y el colista de este grupo cordobés de la Primera Andaluza cruzaban sus caminos en este décimo capítulo liguero. El Almodóvar del Río partía con la clara condición de favorito ya que acudía a la cita, invicto y con tan solo cuatro goles encajados en sus nueve encuentros anteriores. Enfrente un Villa del Río acuciado con esa pesada losa que siempre supone ser el último clasificado de cualquier categoría, merced a un único triunfo en las nueve comparecencias precedentes. Y encima se presentaba a la cita muy mermado por unas bajas, que se centraban sobretodo en su parcela defensiva (Sanroque, Álvaro, Lucas, Tena, Madueño y Rafa Llamas), por lo que Miguel Ángel Morales tuvo que improvisar un eje defensivo integrado por el capitán Cris y el juvenil Valera.

Precisamente la presencia de varios jugadores del equipo nodriza en la convocatoria, exigía al cuerpo técnico un plus de concentración, para tratar en todo momento, de no vulnerar la normativa del reglamento federativo, que exige siempre y como mínimo la presencia de siete jugadores del primer equipo, sobre el terreno de juego.

La quinta comparecencia casera del Villa del Río C.F. comenzó de manera muy adversa para sus intereses. Mientras el equipo trataba de adaptarse, con una formación absolutamente innovadora, el Almodóvar del Río salió sin contemplaciones para refrendar lo más pronto posible su teórica superioridad. Y así en un abrir y cerrar de ojos, y con Alfonso Gutiérrez como maestro de ceremonias, los carbulenses tomaron una doble ventaja en el marcador. Primero marcaría su ariete Miguel Ángel, tras revolverse sabiamente en el área, tras asistencia del propio Gutiérrez y minutos más tarde, sería el diez verde quien en jugada personal y tras hacerse con un balón suelto en el área, fusilaría a Juanlu. Quien más o quien menos vislumbraban en el horizonte rojillo una nueva derrota.

Pero el partido cambia de manera inesperada en el minuto diecisiete, primero porque David Carmona acierta a cazar en el área un balón perdido, tras un disparo de Soto que golpeó en la pierna de un defensor. El gol relanza las ilusiones de los locales. Y segundo, porque Jonathan, que ya había recibido una tarjeta amarilla por desplazar un balón, hace una entrada innecesaria, por detrás y en medio campo, que le cuesta su segunda amarilla y la consiguiente expulsión. Con más de una hora de juego por delante, el Almodóvar del Río se quedaba en inferioridad numérica.

Aún así y apoyados en un juego directo, donde la pierna zurda de Alfonso Gutiérrez sigue marcando diferencias, pudieron hacer el tercero por mediación de Miguel Ángel, que partió en posición ventajosa, pero sólo ante Juanlu, se entretuvo en demasía, a la hora de definir.

Los minutos pasan y el Villa del Río comienza a acaparar posesión de balón y a jugarlo con mucho criterio. Soriano y Mario destacan en el medio centro, donde la movilidad de Dani Frías genera situaciones de superioridad táctica. Las internadas de Soto por su banda, son otra vía de peligro.

Pero en defensa los visitantes se mantienen firmes y contundentes. La lesión de David Carmona tras resentirse de sus dolencias, da la oportunidad al juvenil Durán.

Los locales insisten y con un juego muy dinámico y vistoso, consiguen despertar a una afición local, que vibra con su equipo. Y encuentran su premio a pocos minutos del reglamentario descanso. Cris saca un córner y el balón tras pasearse por el área pequeña, llega a Dani Frías, que solo y en el segundo palo, marca gol.

Con igualada a dos, pero con estados anímicos diametralmente opuestos, ambos equipos se retiraban a vestuarios.
En el segundo acto, el Villa del Río sale muy concentrado y creyendo en la remontada. A las primeras de cambio, Darío da un serio aviso con un lanzamiento de falta que se estrella en la cruceta del recién salido Sergio Castillo. Y unos minutos después tras un centro de Dani Frías, tocado levemente por el portero, Medina en situación algo escorada, remató fuera.

Pero el Almodóvar del Río seguía fiel a su estilo, buscar el peligro, partiendo de las botas de Alfonso Gutiérrez, sus centros, sus asistencias, sus desplazamientos de balón, sus saques de puerta, son en todo momento, sinónimo de peligro.

Y lo que es el fútbol, en apenas unos segundos, se pasó del posible dos a tres al tres a dos. Miguel Ángel marca tras revolverse en el área, pero Torrecillas Barambio anula la jugada, incluso antes de que el balón entre en la portería, y en un gesto muy gráfico, da a entender la invalidez de la acción al estimar que el delantero había controlado el esférico con su brazo. Y del saque de esa falta, se origina una contra con banda izquierda, con dejada de Dani Frías a Soto, cuyo centro es rematado por dos ocasiones por Durán, la primera, la rechazó el meta y la segunda, acabó con el balón en el fondo de la portería.

Quedaba media hora por delante y lo más difícil estaba conseguido, pero ahora quedaba otro reto, guardar tan preciada renta. Y los villarrenses lo hacen de una manera muy sabia, manteniendo la posesión del balón y provocando el desgaste de su rival, en la búsqueda de su recuperación.

El técnico local Miguel Ángel Morales, que apenas había movido su banquillo, cree conveniente dar aire fresco a su equipo y hace debutar a otro juvenil Mario Rodríguez, nieto del mítico Lolo, exjugador del Villa del Río C.F. de la década de los años sesenta.

Con cuatro jugadores juveniles en su formación (Valera, Soriano, Durán y Mario Rodríguez) los rojillos están al límite del reglamento, al mantener los siete jugadores del primer equipo sobre el tapiz verde.

Los minutos pasan y la angustia se mantiene, por la mínima ventaja que dictaba el marcador y porque enfrente, no había que olvidarse, estaba el actual líder de la categoría, que si lo era, sería por algo.

Pero el público aprieta de los lindo y trata de llevar a su equipo en volandas. La inseguridad se transforma en euforia con el cuarto gol local. Dani Frías desde la frontal remata con intención al palo largo y supera la estirada de Sergio Castillo. Quedaban veinte minutos por delante, pero el partido parecía estar encarrilado, sobre todo porque a diferencia de otros partidos precedentes, en esta ocasión se mantenía la posesión del balón, un cierto orden táctico y la necesaria contundencia defensiva. Además el físico parece responder, apoyado por esa euforia colectiva, que se vivía en el recinto deportivo.

Y por si algún aficionado carbulense, todavía creía en la posibilidad de la remontada, su esperanza se desvaneció con la justa expulsión de Riki, que en medio campo, realizó una entrada dura y a destiempo sobre Durán. El colegiado le muestra de inmediato la cartulina roja.

Con dos jugadores menos, resultaba prácticamente imposible, apelar incluso a la épica. Aún así Alfonso Gutiérrez vuelve a dar síntomas de su calidad, al rozar el gol olímpico, tras un balón servido desde la esquina, éste, terminó impactando en el poste.

Miguel Ángel Morales realiza su tercer cambio en el partido, con la intención de proteger al chaval Valera, que ya tenía una amonestación en su haber. Cambia juvenil por juvenil, para no vulnerar el reglamento y la entrada de Castellano aporta savia nueva en el eje defensivo.

La rúbrica final, que provocó el éxtasis de una afición muy necesitada de resultados positivos, llegaría con el gol de Darío, su remate desde la frontal, rozó en la pierna de un defensor y el balón se envenenó hacia la red.

Con muy buen criterio Torrecillas Barambio apenas descontó tiempo alguno y dio por terminado un partido, en el que David volvió a vencer a Goliat. El colista Villa del Río le endosaba su primera derrota liguera a un Almodóvar del Río, que seguirá al menos una jornada más, comandando la tabla clasificatoria. Pese a ello, los rojillos siguen en puestos de descenso.

El próximo domingo se desplazarán hasta Belmez para enfrentarse a un rival directo como es el Recreativo Belmezano en el Estadio Juan Cortés. Por su parte el Almodóvar del Río recibirá en su terreno de juego, la visita de la Peña de Los Leones del Ath. de Bilbao de Pozoblanco.

Fuente: Francisco José García Llorente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¡Escríbenos para darte de alta en nuestra lista de difusión!